Tulipanes a tuttiplen!!!

 

Etapa 21, 11 de abril: Aabenraa a Groningan (Holland).

Y tras una tupa considerable de kilómetros (¡480km!), donde Lucas y Abril volvieron a ser unxs campeonxs y aguantaron la tirada, nos colocamos en Holanda (¿cómo suena eso, no?), en Groningan, pasando por alto Alemania donde solo hicimos parada para comer, bajo un solecito nada esperable por estos lares.

Holanda es, entre otras cosas, ¡el país de las bicicletas!, mires donde mires hay bicicletas, prácticamente todo el mundo va sobre dos ruedas, y en ese todo el mundo se incluyen, personas de todas las edades y estilos, y las usan para todo, para ir a trabajar, al cole, a la compra ¡sí,sí!, de marcha por las noches, …en fin, la tienen totalmente integrada en su ADN.

Hacemos una comprita en un Lidl cercano, dimos un paseo para estirar piernas por el barrio, un barrio de casas bajas, de ladrillo y jugamos un rato en el parque junto al que hemos aparcado, que está situado como a 15 minutos a pié del centro de la ciudad, a pesar de la altura de nuestra furgo, pasamos muy desapercibidos, y la noche fue tranquilísima. De cena, pollo entomatao!!!!

Etapa 22, 12 de abril: Groningan a Dokkum.

Groningan es una ciudad muy guapa, como viene siendo habitual nos encantó, volvemos a elegir una ciudad universitaria y ya sabéis que eso se nota en sus calles, en su ambiente y en su estar. Una curiosidad de Groningan es que tiene la población mas joven de Holanda. Verdaderas hordas de gente en bici pueblan sus calles, a veces incluso te da miedo cruzar por no ser atropelladx por alguna de ellas. Bicis de todos los colores, tamaños y formas se amontonan por todas partes, volvemos a decirnos que la siguiente vez ¡no sin mi bici!.

Pillamos un bus que nos lleva al centro y paseamos por Groningan super a gusto, el clima nos acompaña, no hace frio, nos perdemos por callejuelas muy transitadas, hay mucha gente joven por la calle, en las terrazas, tiendas. Damos cuenta de un buen trozo de pan con romero que compramos en una tienda, ¡rico, rico!, llegamos a los canales, qué bonitas son las barcazas, y cómo mola ver barcos en mitad de la ciudad, la mayoría de ellas son barcos-casa y se nota que llevan tiempo parados, en detalles como que tienen la dirección puesta fuera, plantitas, las bicis allí dispuestas para ser usadas…La ciudad nos absorbe, nos gustan sus detalles y su fluir, decidimos volver andando a la furgo, y lo disfrutamos, nos vamos cruzando con calles, plazas, edificios que te dejan con la boca abierta, y es que Groningan da para mucho.

Groningan calles

Groningan calles 3.jpeg

hdr

El parquing de la universidad.

Groningan bicis 2

Groningan bicis.jpg

La vida en los canales de Groningan.

Groningan canales.jpg

Groningan canales 2

Groningan barcos.jpg

Groningan edificios guapos.jpeg

Después de comer nos vamos a un pueblecito cerca de Groningan, a Dokkum, por lo que hemos leído merece la pena.

Al llegar nos damos cuenta de que tan pueblecito no es, localizamos un parquin donde aparcar, junto al casco antiguo, nos recibe un molino de esos de película, actualmente no está uso, hace sol, se está fenomenal nos lanzamos a la calle.

Nada mas bajarte del coche, te das cuenta que Dokkum está superciudado, parece un decorado, nada sobra, llama la atención la limpieza y el equilibrio de sus calles. Por supuesto, también tiene canales y puentes que se elevan para dejar entrar barcazas y yatecitos al pueblo.

Caminar por Dokkum es todo un placer, los puentecitos para cruzar los canales, los molinos, sus calles, sus casas, mención especial merece comentar como se curran la decoración de las ventanas, tanta cosa bonita puesta y tanto cristal sin cortinas hace imposible que no se despierte nuestro espíritu cotilla y no mirar pa´dentro. Como en la mayoría de los sitios por los que vamos pasando, a las 6 de la tarde todo cerrado y prácticamente ni un alma por las calles, a pesar de que es de día y el clima acompaña a estar en la calle, oye, ni un alma!!! No somos capaces de adaptarnos a sus horarios, y menos con buen clima y mucha luz.

Dokkum 2Dokkum 3Dokkum 4Dokkum 5Dokkum 6Dokkum 7Dokkum filtro

Pero si hay algo que inspira Dokkum es calma y tranquilidad, disfrutamos mucho el tiempo que pasamos en el pueblín, se nos queda grabada en la retina la puesta de sol a pie del canal, frente al enorme molino rojo y rodeados de verde muy verde.

hdr

Muy relajaditxs nos recogemos en nuestra casita con ruedas, juegos de mesa, cena, cuento y a la piltra.

Etapa 23, 13 de abril: Dokkum a ¡Ámsterdammmmm!!!

Amanecemos en Dokkum y al mismo ritmo que este pueblo nos desperezamos, desayuno tranquilo, tareas escolares, justo antes de irnos y para gusto de Lucas vemos cómo se eleva el puente que tenemos al lado para que salga un velero ¡cómo mola! 5 euros cuestas que te eleven el puente para salir o entrar, la peña hace turismo fluvial por Holanda en yates o veleros de poco calado, la red de canales de Holanda da para eso y mas…

De nuevo en carretera dirección ni mas ni menos que a Ámsterdam.

De camino vamos sondeando los posibles sitios donde aparcar, además del gps que nos maqueó David con furgoperfectos, AC y camping, estamos usando una aplicación que nos resulta útil en algunas ocasiones y que por supuesto recomendamos Parking4night , sondeamos campings que era nuestra primera opción, pero finalmente nos decidimos por uno de los furgoperfectos que está en la zona norte de la ciudad y aunque no encontramos el sitio exacto, la zona nos mola, buscamos nuestro huequito y aparcamos. Después nos iremos dando cuenta del acierto que ha sido esta elección.

Cogemos lo básico para lanzarnos a conocer la ciudad y sin mas dilación allá vamos. Preguntamos en un bar, mas parecido a un espacio de coworking que a otra cosa, y nos indican que a 15 minutos andando pillamos un ferrys que nos cruza el rio IJ y nos deja en la estación central de Ámsterdam, así lo hacemos y genial, paseo y en menos que te dá el olor de la verdolaga, estas recorriendo las calles del centro de Ámsterdam…y vaya jaleo…venir de pueblito tranquilo y aterrizar en la marabunta de Ámsterdam te trastoca, nos dejamos llevar por la muchedumbre entre sus calles, al minuto estábamos en el barrio rojo…que no mola una mierda, hordas de garrulos de despedidas de solteros babeando ante los escaparates…no sé, como que no…salimos de allí lo antes posible. Acabamos en la plaza del Dam, y pensamos en regreso al barrio, mañana habría mas y mejor oportunidad para conocer algo mas de esta increíble (pese a sus cosas no tan buenas) ciudad.

Amstedam calle 1Amsterdam calle 2Amsterdam calle 3

Al regresar al barrio, no dimos cuenta que es un barrio peculiar, mas conocido como Noord gestrood, el norte loco, era un barrio que desde hace 10 años se ha reconvertido, desde su inicio industrial en un barrio donde conviven loa habitantes de toda la vida, obreros, con espacios co-working, cervecerías artesanas y garito tope modernos, con pistas de skate en antiguos talleres…mola darse una vueltecita y es un lugar perfecto para aparcar la furgo.

Amsterdam grafitti.jpeg

Etapa 24, 14 de abril : Ámsterdam.

De todos los posibles planes para hacer con peques en Ámsterdam, que no son pocos, nos decidimos por hace una visita al museo de ciencias NEMO, https://www.nemosciencemuseum.nl  para flipar, el edificio es precioso, una proa de un barco que parece emerger del canal y dentro toda una experiencia en 5 plantas para disfrutar con los peques pasando de experimento en experimento, te puedes tirar toda la mañana dentro y no aburrirte para nada.

Museo Nemo

El día acompaña, hace sol, por fin sobra el abrigo, la ciudad es un fluir de gente por todos los rincones, tulipanes a tutiplén, de todos los colores, sembrados por todos lados…y pensar que se desencadenó una gran crisis especulativa, quizás la primera de la historia, por el precio desorbitado de sus bulbos…https://es.wikipedia.org/wiki/Tulipomanía

Amsterdam tulipanes.jpeg

Etapa 25, 15 de abril: Ámsterdam a Arras

Como conclusión de esta etapa, decir que Holanda nos ha dejado boquiabiertxs, es un país que se merece muuuuucho mas tiempo, rincones, pueblos, ciudades, historia, tulipanes, museos, (entre ellas darnos un paseo en bicicleta que esta vez no pudo ser), requieren de volver para conocerlas.

La idea, apretar para abajo, el tiempo se nos hecha encima y estamos a muchos kilómetros de casa, tirada larga, cruzaremos Bélgica sin parar, entraremos por el norte de Francia, Lille, y acabaremos en Arras…pero eso ya en la próxima entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s